LA MUSA Y LA CONCIENCIA